Usabilidad web, la senda al éxito de las páginas webs

La usabilidad web es uno de los pilares esenciales para el éxito de la página web de una marca. Esta busca abordar con efectividad los objetivos de negocios y ventas establecidos en nuestra estrategia de marketing online y ventas, como aumentar las conversiones y ofrecer una buena experiencia de usuario. 
Un desarrollo y diseño web a medida optimiza la usabilidad de nuestra página con una navegación sencilla e intuitiva que permite conseguir dichos objetivos. Para ello, se requiere conocimiento de mercado, estrategia, objetivos SMART basados en KPIs relevantes y una gran dosis de creatividad.

¿Qué es la usabilidad web?

La usabilidad web es la facilidad con la que un visitante navega e interactúa en nuestra web. Este conjunto de técnicas mejoran la experiencia de usuario, asegurando que sea cómoda y convenza a los clientes de volver y recomendarla. 
El diseño y desarrollo web a medida permiten optimizar la usabilidad web y que la página alcance objetivos concretos y relevantes en nuestra estrategia de marketing digital. Por ejemplo:

  • Mejorar la experiencia web y el proceso de compra
  • Crear una base de datos de clientes potenciales
  • Incrementar el tráfico a la web, los leads y mejorar la tasa de conversión
  • Aumentar la productividad
  • Mejorar el posicionamiento SEO
  • Fidelizar a usuarios y clientes
  • Conseguir recomendaciones de clientes

Una página de éxito mejora constantemente su usabilidad web

Una buena usabilidad requiere de tests de usabilidad constantes que nos ayuden a conocer el nivel de usabilidad, el estado de actualización de las funcionalidades, posibles errores y si nuestra web cumple con los principales objetivos:

  • Eficiencia: cubre las necesidades de búsqueda del usuario. 
  • Eficacia: ofrece una experiencia de navegación web que facilita encontrar la información necesaria. 
  • Satisfacción del cliente: los usuarios asocian experiencias positivas a nuestra marca.

Crear un análisis basados en estos conceptos puede ser complejo sin la experiencia necesaria para entender las necesidades del cliente y del mercado, por lo que se recomienda asociarlos a KPI vinculados con el funcionamiento de la web. : 
 

Principales KPI relacionados con una buena funcionalidad web

  • Tasa de rebote
  • Porcentaje de conversión de leads y ventas
  • Tiempo medio por sesión
  • Número de páginas visitadas
  • Resultado de la encuesta de calidad
  • Número de incidencias en la web


Herramientas como Google Analytics nos ayudan a extraer los KPI más relevantes para nuestra estrategia web. La interpretación de los datos requiere analistas capaces de sacar conclusiones claras y precisas, por lo que se recomienda contextualizarlos mediante la comparación con el rendimiento pasado de nuestra propia web y el de nuestros competidores.

Cómo crear una buena usabilidad web que no deje indiferente

La usabilidad afecta una serie de elementos que componen la experiencia de usuario en nuestra página web, eCommerce y App. Es importante tener en cuenta que no hay una única forma de crear una buena usabilidad. Todo depende del tipo de nuestro sector, negocio y valor diferencial que queramos expresar.

Diseño:

Un diseño estético, actual y minimalista que refleje la identidad corporativa permite asociar la experiencia web con nuestra marca. Cabe recordar que uno de los principales objetivos de cualquier web es retener al público y conseguir que la información sea fácil de encontrar.
De acuerdo con el especialista en usabilidad, Jakob Nielsen, el tiempo medio para convencer a un usuario de que nuestra web es interesante es entre 10 y 20 segundos . Sin embargo, primero se debe atraer la atención del usuario lo suficiente para que decida invertir su tiempo en valorar nuestra web. Esa responsabilidad recae sobre el diseño, que ofrecerá mejores resultados si es coherente con nuestro manual de marca.

Velocidad de carga:

El tiempo de carga de nuestra web es uno de los elementos decisivos durante los primeros segundos para un usuario. Según la Google Site Performance, el tiempo óptimo de carga es de 2 segundos.
La velocidad de carga no solo permite que los navegantes valoren la experiencia de usuario de la web, sino que también ayuda a mejorar el posicionamiento SEO de nuestra web. En este sentido, las imágenes y los vídeos son elementos informativos y atractivos que hacen nuestro contenido más interesante, pero que también se caracterizan por ser pesados y aumentar el tiempo de carga. Es muy importante saber valorar cuándo merece la pena sacrificar tiempo de carga para ofrecer un contenido más útil, interesante y de mayor calidad para el usuario.

Legibilidad:

Otro gran reto para las marcas es la cantidad de información que ofrecen. El contenido crea argumentos de venta, pero abusar de este sobrecarga el diseño, aumenta las posibilidades de aportar información poco relevante y dificultará la legibilidad.
Como el resto de elementos, el contenido de marca también debe estar optimizado para mejorar el posicionamiento SEO y aparecer entre los primeros resultados en buscadores como Google o Yahoo. Una página web seoptimizada depura el contenido y resalta los mejores argumentos de venta. De la misma forma que a veces es útil renunciar a la velocidad de carga para mejorar el contenido, también se debe tener en cuenta cuánto menos es más para la experiencia de usuario.

Accesibilidad:

Más importante que ofrecer contenido es que se consuma. Por eso, todo nuestro contenido debe estar al alcance de los usuarios web, sin superar los 4 clics desde la página de inicio. Para ello, se emplean elementos intuitivos, directos y sencillos, como menús de navegación o botones que incentiven a los usuarios a navegar por nuestra página web.
Dónde poner los botones es una de las preguntas más complejas de resolver, ya que cada caso es único. Para escoger la mejor ubicación se debe conocer bien al usuario, identificar las zonas de calor de la web y valorar los colores para hacerlos llamativos. Los elementos de fuga son grandes inhibidores de conversión, así que debemos reducirlos para aumentar el porcentaje de conversión.

Adaptabilidad:

Sin adaptabilidad, la competitividad de una web se reduce. En 2022, el tráfico digital móvil alcanzó el 55,73%, mientras que el del ordenador se redujo al 41,46%. 
El modelo responsive no es una opción para las marcas. Estas deben apostar por la adaptabilidad en móvil, ordenador y tablet. Aunque la mayoría de búsquedas se llevan a cabo en móvil, el CPV y la publicidad en Google siguen siendo menores en el ordenador. Esto implica que nuestra estrategia web también debe adaptarse a todos los formatos y navegadores. 
Una página web es un proyecto que requiere de expertos que puedan optimizar los resultados y aportar al cliente la experiencia de usuario que merece. En Amazônia Agency somos especialistas en usabilidad web y contamos con un equipo de profesionales con más de 10 años de experiencia. Podemos ayudarte a convertir tu página web en uno de los pilares de tu estrategia de marketing online.

© 2023 Amazônia Agency. Todos los derechos reservados